El Salvador necesita un acuerdo nacional por el pleno empleo y el desarrollo inclusivo ante el COVID-19