2020: previsiones económicas desalentadoras que exigen respuestas de política económica y social prontas y eficaces